UN POCO DE HISTORIA             

Ain Karem es un proyecto de evangelización de las HH Carmelitas de la Caridad Vedruna, que surgió en el año 2000 con el  objetivo de anunciar la Buena Noticia de Jesús, el Señor, a los más jóvenes. El punto de partida fue una experiencia, la alegría de cantar a Dios, la maravilla de poder anunciar a través de nuestras voces y guitarras aquello que habitaba en lo más profundo de nosotras, las posibilidades inmensas que tiene un lenguaje como la música para poder expresar lo que a veces con las palabras no podemos o no sabemos, un lenguaje que conecta con algo que ya está dentro de la persona. Por ello, la seña de identidad de este proyecto ha sido y es CANTAR LA PALABRA, y ser, de este modo, una mediación para la oración, para el encuentro con el Autor de todo lo creado.

¿POR QUÉ EL NOMBRE DE AIN KAREM?

“…Por aquellos días María se puso en camino y se fue a la montaña, a una ciudad de Judá. Entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y cuando Isabel oyó el saludo de María el niño empezó a dar saltos en su seno. Entonces Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó a grandes voces…” (Lc1, 39 –42a)

Ain Karem es el nombre del pueblo en el que la Tradición sitúa este encuentro entre María e Isabel. Allí tuvo lugar la Visitación, después de que ambas mujeres hubieran sido “visitadas” por Dios e invitadas a participar en su Proyecto de Salvación. Cuando María se encuentra con Isabel, las dos se saben embarazadas, llenas de Vida, y en un abrazo comparten su alegría, dan a gracias a Dios juntas y, gozosas, entonan cantos. Es este el momento en el que María proclama su Magnificat.

Tomamos este icono como referencia, pues la razón que nos lleva a componer y cantar puede acercarse, de alguna manera, a lo que debieron experimentar María e Isabel… ¿cómo no alzar nuestra voz y entonar cantos de alabanza a este Dios que se hace carne, que nos “habita” y salva? ¿A este Dios que nos manifiesta su inmenso Amor haciéndose pequeño entre los pequeños?…

Decíamos que este proyecto nació de una experiencia. Y de la experiencia nos llegó una propuesta. Una propuesta que se concretó en la invitación realizada por parte de la Delegación General de Pastoral Juvenil Vedruna en Europa para componer canciones inspiradas en la Palabra y la experiencia, pensando, sobre todo, en los jóvenes que en aquel momento formaban parte de los grupos del entorno de la Pastoral Juvenil Vedruna.

Las primeras canciones tuvieron como intención poner la “banda sonora” a un programa de Pastoral Juvenil Vedruna llamado Monte Horeb. Así, surgió nuestro primer cd llamado Descálzate, que grabamos en el año 2002.

Desde entonces hasta ahora han salido a la luz  cinco CDs más: ¡Alégrate! (2004), Según tu Palabra (2006), Descálzate (revisión realizada en el año 2007), Con Él la Fiesta empezó (2008), A todos los pueblos (2010) y Busca mi rostro (2012).

La mayor parte de nuestras canciones están inspiradas  en textos bíblicos, utilizando un lenguaje cercano y a la vez con fundamento teológico y exegético.

Casi desde el principio nos dimos cuenta de que lo nuestro, más que realizar conciertos, era preparar y animar espacios de oración a través de la música. Eso es lo que hacemos y lo vivimos como nuestra aportación específica a la Iglesia. A lo largo de todos estos años nos hemos ido encontrando con muchas comunidades cristianas y grupos de parroquias, diócesis, congregaciones religiosas, etc., con los que hemos compartido la Palabra hecha música; a través de ellos recibimos también el anuncio de la Buena Noticia de Jesús y se renueva en nosotras la vocación recibida.

Este proyecto permanece porque el soplo del Espíritu es el aliento siempre nuevo que se hace presente en Ain Karem a golpe de nuevas canciones, de cantar la Palabra, siempre viva y eficaz. Nosotras, solo instrumento suyo.

Ain Karem nació pensando en los jóvenes y para los jóvenes. Con ellos queremos seguir caminando en nuestra vida y tarea cotidiana; y caminando con ellos compartiendo música y Palabra. Anunciarles a Jesús, el Señor, Buena Noticia para todos es la llamada renovada que hoy recibimos. A esa llamada, con toda humildad y conscientes de nuestra fragilidad, nos seguimos disponiendo.

 

Escríbenos

Estaremos encantadas de leerte y contestaremos lo más rápido posible

Not readable? Change text.