Crónica de la participación en la III Vigilia de Oración con las personas empobrecidas


Madrid, 9 de Abril 2011


Vigilia de oración con las personas empobrecidas
Ain Karem abrió, en la Parroquia de las Angustias de Madrid, la III Vigilia “Con las persona empobrecidas”, cuyo lema “Enraizados en Cristo. Algo nuevo está brotando”, fue organizada por Cáritas, Delegación de Apostolado Seglar, Delegación de Migraciones, Delegación de Pastoral del Trabajo, EPPOs, HOAC, HHT, JOC y Justicia y Paz.
La noche comenzó recordando la motivación que había provocado el inició de estas vigilias: la falta de trabajo y la pobreza de muchos amigos y personas cercanas, al llegar la noche –tiempo de descanso-, quebrantaban el sueño y desvelaban la situación de sufrimiento, dolor, sueños rotos… Así surgió la llamada a creer vivamente en la fuerza de la oración, a ver la realidad de crisis económica y sus efectos en tantos hermanos: desempleo, pobreza, dolor… y la posibilidad de reunirse durante toda una noche de vigilia para orar juntos. Y esta noche era ya la tercera vigilia de oración.

En esta diócesis muchos cristianos trabajan a brazo partido por toda la gente que más sufre, luchan por la justicia día a día y también se reúnen para orar, para presentar al Señor todas estas situaciones, confiándoselas y buscando en él la fuerza y los caminos para seguir trabajando.

Iniciamos la oración poniéndonos a la escucha de lo que el Señor hoy nos pide: practicar la justicia, amar con ternura y caminar humildemente con nuestro Dios (Miq 6, 8). En esta comunidad de oración recibimos juntos este imperativo, la urgencia de ponernos al lado de las personas que no cuentan en nuestra sociedad: parados, inmigrantes, mujeres, transeúntes, discapacitados, deprimidos, enfermos, niños… pues ellos no sólo son los que cuentan para Dios, sino que son su gloria… Lo hicimos cantando juntos “Escucha” y “Los incontables”.

Una poesía de Pedro Casaldáliga nos animó a continuación a subvertir la ley que ahoga y oprime al pequeño… este poema nos recordó por Quién vive este deseo de subvertir al ser, tener y poder: porque “su Pastor se hizo Cordero, Servidor se hizo su Rey”…

Después cantamos “He venido a servir”, invitando a la asamblea a compartir en qué lugares y personas se sentía cada uno llamado a servir, como Jesús: muchas realidades se hicieron presentes…muchos nombres y situaciones en las que acoger y concretar el mandato del amor.

Por último, con el canto “Que se alegren tus entrañas” recibimos la invitación a ensanchar el corazón con la certeza de que, al continuar comprometiéndonos con la justicia lograremos crear fraternidad y empujar el amanecer de la humanidad reconciliada; poniendo todo de nuestra parte, pero sabiendo que es Dios quien lo hace con prontitud.

Una vez más, estos espacios de oración nos posibilitan el encuentro con gente cercana y querida: Manolo Barco –gran amigo de la familia Vedruna-; Ana Estañ y Juan José Millán; Almu Pellico y Jaime Polanco; y Luis Vida, Juana y Fausti de Pan Bendito.

Esta convocatoria también nos posibilitó cantar junto a Luis Guitarra, Bea Rivera y Alberto Tostado. La vigilia continuó toda la noche con testimonios, actividades, cuentacuentos, Eucaristía y chocolate con churros…

Agradecemos a la Organización de la Vigilia la consideración de habernos invitado a participar y compartir este espacio fraternal.

Para saber todo lo que pasó en la Vigilia podéis leer el siguiente resumen.

Laura Uriarte Álvarez, miembro de Ain Karem

Comments
  • rosario
    Responder

    Gracias, dos un ejemplo de testigos y discípulos

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escríbenos

Estaremos encantadas de leerte y contestaremos lo más rápido posible

Not readable? Change text. captcha txt